Evangelio del Domingo 6° de Pascua. Ciclo A


Pincha en la imagen para leer el Evangelio del 6º Domingo de Pascua.



¿Estás enamorado?
No hay mejor forma de vivir que estar enamorado.  La vocación es un estado permanente de enamoramiento, de amor por el Señor, sólo se comprende desde esta clave.  Y el gozo inmenso que produce es que es recíproco, sin duda alguna. 
Los que andamos preguntándonos si el Señor nos está llamando es porque tenemos una única aspiración: amar de verdad a Dios, llenar de amor el corazón. 
Por eso Jesús nos dice hoy en el evangelio: “Si me amáis, guardaréis mis mandamientos”, que no es otra cosa que caminar en amor. Pues, ¿qué si no es el mandamiento de Jesús? El amor a Dios y el amor al hermano.
Amarlo a Él puede ser más sencillo, nos sale de dentro, pero, ¿amar al hermano? Esto ya no es tan fácil, en ocasiones se nos hace cuesta arriba, y otras nos revelamos, puede resultarnos imposible… pero si seguimos leyendo sigue diciéndonos Jesús: “Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad”.  Aquí tenemos la prueba máxima de que con Él lo podemos todo.  No nos deja solos en esta apasionante tarea de seguir nuestra vocación.  Él nos la dio y Él nos acompaña en todo momento, para que con Él lo podamos todo.
Lánzate, no tengas miedo.  El Señor nos lo ha dejado muy claro, y cuando somos generosos con Él, se desborda en bendiciones hacia nosotros.

Ámalo con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas… y al hermano como a ti mismo… verás que tu vida se transforma… vuela.

Hna.Mª Dolores Morillas Fernández.
hna.mdolores.lapresen@gmail.com

Comentarios

  1. Si te estás preguntando cuál es tu vocación, tienes dudas, inquietud, y por qué no... a lo mejor sientes miedo, puedes escribirnos y compartir lo que estás viviendo... nadie mejor que el que lo ha vivido antes puede comprenderte. Aquí estamos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog