Festividad del Corpus Christi.

Pincha en la imagen para leer el Evangelio del Corpus Christi.
Hoy celebramos la fiesta del Amor, de la Caridad, de la “locura de Dios” que se queda entre nosotros, para ser vida nuestra, para que nunca más tengamos hambre, sino que nos saciemos en Él.  Sólo su amor nos basta.

Pero no sólo eso, pues Jesús se hace presente en medio de la comunidad cuando parte el pan y Jesús sigue vivo cuando, en medio del mundo, la Iglesia parte el pan con los necesitados.

El amor de Jesús toca las raíces de nuestro ser y provoca, como respuesta, la entrega incondicional de la vida. Aquí radica la experiencia más bella de nuestra fe. Para conocer y amar a Jesús hay que estar con Él. La vocación crece y se alimenta en el conocimiento y amor del Señor. 

Te invitamos a ser como Él levadura en la masa:
·         Lleva  una vida sencilla, como signo profético ante la sociedad de consumo.
·         Reconoce en todo ser humano, sobre todo a quien vive en el desamparo, a un hermano o hermana dignos de tu amor.
·         Sé testigo de la caridad de Jesús.


    Mi cuerpo es comida 
Mis manos, esas manos y Tus manos 
hacemos este Gesto, compartida 
la mesa y el destino, como hermanos. 
Las vidas en Tu muerte y en Tu vida. 

Unidos en el pan los muchos granos, 
iremos aprendiendo a ser la unida 
Ciudad de Dios, Ciudad de los humanos. 
Comiéndote sabremos ser comida, 

El vino de sus venas nos provoca. 
El pan que ellos no tienen nos convoca 
a ser Contigo el pan de cada día. 

Llamados por la luz de Tu memoria, 
marchamos hacia el Reino haciendo Historia, 
fraterna y subversiva Eucaristía. 

Letra: Pedro Casaldáliga 

Música: Cristóbal Fones S.J. 

Hna.Mª Dolores Morillas Fernández.
hna.mdolores.lapresen@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog