¿Testigos de qué?

3º Domingo de Adviento 2017

Pincha sobre la imagen para acceder al Evangelio.
Comentario al Evangelio

Nos hacen falta testigos y profetas de aquello que al mundo pueda hablarles de Dios.

 Jóvenes que den la cara, que crean y hagan creíble el mensaje de Jesús.  Jóvenes arriesgados y entregados; sin miedo al “qué dirán”, a que los señalen, a que los aparten, a que se burlen de ellos porque llevan grabado en su frente y en su corazón el nombre de Jesús.

Necesitamos jóvenes que no hablen de sí mismos, sino de Aquel que los amó primero, que los llamó desde siempre por su nombre, para manifestar al Señor de la vida.

Necesitamos jóvenes que sean signo y realicen signos de realidades más altas, más grandes, más profundas.  Serán entonces profetas que, con su anuncio, adelantan y preparan el camino a Aquel que, como luz, se manifiesta a todos los pueblos.

Necesitamos jóvenes de fe.  Fuertes y esperanzados.  Abandonados y confiados en Dios.

Pregúntate:
¿Eres tal vez uno de esos? ¿Qué dices de ti mismo?

Joven, despierta, no tengas miedo, el Señor siempre, siempre saldrá fiador por ti.  No te dejará de su mano.  Está contigo, te allana el camino y cuenta contigo para ser su testigo.  ¡ES TU HORA!

Oración:  ¿Por qué no yo?

¿Quién regará las posibilidades,
si se seca la imaginación?
¿Quién anunciará el baile
si perdemos las ganas de vivir?
¿Quién tocará la música
que nadie compone?
¿Cuándo habrá tiempo
para el amor verdadero?
¿Dónde habitará la justicia,
si en nuestra tierra campa la fuerza?
¿Cómo escuchar
a un Dios silenciado?
¿Quién reavivará
tanta compasión adormecida?
¿Cuándo saldremos
de la celda?

La puerta está abierta.

Es hora de que los soñadores
silencien a los falsos profetas.
Que el cantor se quite la mordaza
y la prudencia,
que ha de encontrar la forma
de gritar la buena noticia
a todos
a cada uno.
Es la hora de los testigos…
Es tu hora.
Hna.Mª Dolores Morillas Fernández.
hna.mdolores.lapresen@gmail.com

Comentarios

Entradas populares de este blog